Celebrando el Big Culo Day 2015

Y bien, pues hoy, por si no se habían enterado, es el Big Culo Day y, aunque los licántropos no somos muy de celebraciones, la ocasión merece al menos un pequeño aporte. Así que venga, empecemos por ver qué ocurre cuando tomamos una portada clásica y le damos la vuelta:
Sigamos. Esto es lo que hay cuando eres una chica-ardilla. Y tienes una enorme cola de ardilla, ehm, en la cola. Y quieres tener una identidad secreta. Pues nada, a hacer lo que haría cualquier chica-ardilla en su lugar: meterte la cola bajo el pantalón (malla ajustadita, más bien), y presumir de culo. <3>
(Kraven, otro fan de las mallas ajustadas).
Tal vez, sólo tal vez, recuerden cieeeeerta polémica sobre cieeeeerta portada de Milo Manara, que si anatomías imposibles y sexploitation y no sé, me perdí como después de la primera frase donde comentaban el caso. Que, por lo demás, se solucionó con un brillante ejemplo de product placement.
Pues bendita hemeroteca. Quizá no sepan que la Spider-Woman clásica, si por algo se caracterizó, aparte de por ser una bizarrada del quince así globalmente, fue por una especie de competición de cada dibujante consigo mismo por dibujarle a la sufrida Jess el trasero más grande. En esta cubierta, no me lo negarán, el clásico -y parecía que sosainas, eh- Carmine Infantino supo cómo y dónde colocar el elemento crucial donde centrar la vista.
Y esto es todo, amigos. Que disfruten viendo culos por la red. :____)

Archivo del blog